icono impermeabilización

Hermeticidad

Al hablar de hermeticidad de la edificación nos referimos a la ausencia de infiltraciones de aire. Estas infiltraciones, que se producen por el paso de aire sin control a través de grietas ocultas y aberturas no previstas en la envolvente, generan cargas térmicas que inciden en el desempeño energético del edificio y, además, sirven de transporte de ruidos y contaminantes atmosféricos, que afectan al confort ambiental.
Creando una línea continua y estanca a estas infiltraciones de aire en el edificio conseguimos:

  • Ventilación controlada y mejor calidad de aire.
  • Eliminación de humedades intersticiales.
  • Mayor confort térmico.
  • Gran mejora en la demanda energética de la edificación.

Para conseguirla, las fachadas se trataron con enlucidos de yeso en dos capas armadas con malla o con espumas de celda cerrada. Además, todas las uniones entre los distintos materiales que conforman la envolvente se trataron con membranas y cintas herméticas. En el caso de las ventanas, los precercos se recibieron con cintas precomprimidas al igual que las propias ventanas sobre esos precercos. Para la fijación de las ventanas sobre los muros se usó el sistema SWS de SOUDAL, que garantiza la adecuada estanqueidad al aire y agua.

Esquema Hermeticidad

Imágenes de trabajos realizados

Empresas que colaboraron en esta tarea