icono ventilación

Ventilación

Uno de los requisitos imprescindibles para conseguir la certificación Passivhaus es que el sistema de ventilación del edificio sea un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor.
Los sistemas de ventilación mecánica renuevan el aire continuamente, impulsando aire limpio y filtrado y expulsando al exterior el aire viciado, asegurando la calidad higiénica de los espacios interiores. Proporcionan una mayor calidad del aire en el interior al tratarse de una ventilación constante y a que filtran el 90% de los pólenes y de las partículas nocivas que se puedan encontrar en el aire, especialmente en grandes ciudades con altos niveles de contaminación.
Parte fundamental de este sistema es el recuperador de energía, un equipo que permite recuperar a través del sistema de ventilación mecánica parte de la energía del aire climatizado del interior, mediante un intercambiador que pone en contacto el aire interior que se extrae con el del exterior que se introduce sin que se mezcle el aire de los dos circuitos.

Las ventajas de estos sistemas de ventilación son:

  • Recuperación de calor en invierno
  • Recuperación de frío en verano
  • Mejora de la calidad del aire
  • Reducción del consumo energético
Esquema recuperador de calor

Imágenes de trabajos realizados

Empresas que colaboraron en esta tarea